Esperando la carroza o desarrollo inclusivo y sostenible

La CEPAL en su página web expresa: La logística y la movilidad tienen un profundo impacto en el cambio estructural necesario para alcanzar un desarrollo sostenible e inclusivo en los países de América Latina y el Caribe. Esta afirmación puede ser comprobada desde la razón y desde la historia.

Suele hablarse de una primera globalización entre los años 1870 y 1914 motivada por la caída de los precios de los transportes y las comunicaciones en grandes distancias nivel internacional. Un cambio sustancial en el entorno productivo que favoreció a los productos uruguayos y argentinos con costos de transporte altos debido a su peso y volumen. La integración a los mercados mundiales a partir ventajas provenientes de la movilidad estuvo detrás del desarrollo que disfrutamos en el Río de la Plata por aquellos años.

Hoy estamos ante una nueva revolución con centro en la movilidad, más compleja y profunda. Ya no solamente es entre zonas remotas, también importa y mucho la movilidad interna en ciudades, países y regiones. En el mundo desarrollado y no tanto, empresas y organizaciones están trabajando en un cambio que promete ser muy significativo.

Veamos solamente algunos ejemplos:

Volkswagen Group España Distribución y Lanzadera han realizado una convocatoria abierta a emprendedores que aporten experiencias innovadoras en el ámbito de los servicios de movilidad que se desarrollarán en el futuro, tanto para el cliente particular como para empresas. El periodo de recepción de proyectos será del 25 de septiembre al 12 de noviembre, y el desarrollo comenzará en diciembre. Los proyectos escogidos deberán aportar nuevas experiencias para los clientes, teniendo en cuenta las tendencias disruptivas que afronta el sector del automóvil, como la sostenibilidad, la urbanización o las nuevas fórmulas de utilización de los vehículos. (https://elpais.com/ccaa/2018/07/30/valencia/1532958956_732281.html)

Según cuenta Volkmar Denner, CEO de Bosch, el Grupo Bosch espera que su cifra de negocios crezca entre un dos y un tres por ciento en 2018 con la electromovilidad, la conducción automatizada y la conectividad como telón de fondo. (…) Se proyecta que para el 2025 haya más de 450 millones de vehículos conectados circulando por las carreteras. Los viajes compartidos son también parte de las nuevas soluciones a la necesidad de traslado de personas y cosas. Bosch está trabajando en diversos ámbitos, que incluyen un servicio de motos compartido que incluye ciudades como Berlín, París y próximamente Madrid. (basado en https://movilidadelectrica.com/bosch-seguira-invirtiendo-en-mejorar-la-movilidad/)

Barcelona ha acogido la presentación del futuro del sector ferroviario, un producto, un concepto, que une la alta velocidad y la transformación digital. Se trata del smart train de Renfe, un tren inteligente bautizado como Eva. (…) No existirá billete físico, solo digital, que integrará en un mismo ticket todos los sistemas de transporte y la identificación de pasajeros podrá ser biométrica. Este tren ofrecerá un viaje 100% conectado, con WiFi y comunicación online, incluso entre los viajeros para, por ejemplo, compartir ruta a la llegada. Mediante apps, conectará al viajero con el trayecto, informándole sobre el punto en el que se encuentra su viaje, actividades de interés en destino o lugares por donde pasa el tren a través de realidad aumentada. La nueva alta velocidad conectará además al pasajero con el centro de gestión y comunicación de Renfe a través de su móvil.( https://www.innovaspain.com/nace-eva-primer-tren-inteligente-renfe//)

Es son solamente algunos ejemplo. Lo concreto es que la competitividad de los países depende en gran parte de la eficiencia en su movilidad interna. Las inversiones requeridas y los tiempos de planificación pueden ser muy importantes y su impacto en la integración social es aún mayor. Es que el campo de la movilidad, la inclusión y el desarrollo requieren una visión de largo plazo, dispuesta a dejar de lado medidas cosméticas que suman costos y tiempos a personas e industrias. Medidas que requieren proyectar con una visión de legado difícil de tener en estos tiempos. Por eso vale preguntarnos: ¿podrá nuestra sociedad acordar políticas de estado inclusivas en el campo de la movilidad?

Sentido Común, agosto 2018

Anuncios