Más allá de las banderas: el reconocimiento de los gobiernos y bienes de Venezuela en el exterior

En un artículo de opinión publicado el 23 de enero de 2019 por The New York Times, titulado Por qué la Asamblea Nacional debe representar a Venezuela en el exterior, con la firma del director de investigación aplicada del Centro para el Desarrollo de la Universidad de Harvard Miguel Ángel Santos, y del investigador visitante en el mismo centro, José Ignacio Hernández, se analiza el impacto más allá de lo político del reconocimiento o no a la presidencia interina Juan Guaidó.

El artículo comienza por calificar como utopía la posibilidad de que la Asamblea Nacional (AN) —único órgano del Estado con legitimidad de origen— asuma temporalmente las responsabilidades de la presidencia de Venezuela en el ámbito interno, en las condiciones actuales.  No obstante ello, pasa a describir que la situación podría ser distinta en el ámbito internacional, en marco del reconocimiento de la mayoría de los países representados en la OEA, el Parlamento Europeo y de un grupo de tenedores de bonos reunidos en el Comité de Acreedores de Venezuela.  Conforme a las afirmaciones de estos analistas, la situación le abre a la Asamblea Nacional la posibilidad de ejecutar actos de gobierno en el exterior.

Según consignan, hay antecedentes internacionales de efectos jurídicos a partir del reconocimiento de autoridades legítimas que coexisten con gobiernos de facto. Citan el ejemplo del Consejo Nacional de Transición de Libia, reconocido por el gobierno británico en 2011, que pudo defender ciertos derechos de Libia ante los tribunales del Reino Unido y reclamar la propiedad de los activos líquidos depositados en el British Arab Commercial Bank. Agregan además una situación similar respecto de Siria, con la Coalición Nacional para las Fuerzas Revolucionarias y Opositoras en su momento reconocida por el Reino Unido como representante único de ese país.

Con este fundamento, sostienen que la nueva autoridad tendría poder para ejecutar actos jurídicos en representación del Estado Venezolano en el extranjero, lo cual le permitiría defender y proteger los derechos legítimos de ese país.Agregan: “Esta noción es consistente con el desconocimiento internacional de la elección presidencial de mayo, así como también con el desconocimiento del Tribunal Supremo de Justicia nombrado por Maduro y las sentencias en que declara a la AN en desacato”.

¿Qué podría por tanto hacer el gobierno de Guaidó en los países que lo reconocen como única autoridad legítima? Según estos académicos podrá tomar acciones destinadas a proteger los activos del Estado Venezolano en el exterior, que podrían abarcar desde la toma de refinerías y otros activos propiedad del Estado venezolano, pasando por la apropiación de los activos líquidos y proventos de ventas de petróleo que circulen por dichos países, hasta la representación legal en procesos contra el Estado venezolano.

LA, JUAN GUAIDÓ, NICOLÁS MADURO, OEA

Fuentes:

Anuncios