Modo Perro: La respuesta de Tesla a un Tweet

Es muy difícil encontrar una persona que no se alegre cuando genera beneficios, cosas deseadas, que satisfacen necesidades o que hacen felices a quienes lo rodean. El horizonte aquí puede variar entre los extremos de la mayor generosidad y el mayor egoísmo. Los seres humanos aún antes de nacer precisamos de estos intercambios.

Las empresas, que dependen de que existan personas dispuestas a pagar por recibir de sus bienes o servicios, no han encontrado forma más eficiente en el largo plazo que generar beneficios a costos compatibles con lo que ofrece el mercado. Para ello, la academia y el mundo empresarial han generado un concepto muy potente, con un nombre que puede sonar políticamente incorrecto y que es la “orientación al mercado”. La orientación al mercado es una filosofía de negocio o cultura organizativa que se traduce en políticas transversales, procedimientos y controles para la relación de la empresa con su entorno. Se construyó como respuesta a las limitaciones prácticas, encontradas en la concentración de las actividades de Marketing en un único departamento.

Su evolución histórica tiene también puntos coincidentes con la Prevención de Lavado de Activos. Podría señalarse la década de 1990 como momento importante en su desarrollo académico, a partir de la conferencia celebrada por el Marketing Science Intitute bajo el lema: “La organización de la transformación hacia la orientación al mercado”. Desde entonces, ha continuado ganando espacio en las escuelas de negocios.

También hay empresas y sectores con distinto grado de madurez en su aplicación. En términos generales existe un mayor avance relativo en los sectores más globalizados, aunque es una aspiración más o menos relevante de la mayoría de las empresas.

¿Cómo generar beneficios?, ¿cómo generar valor? La gente de Marketing busca oportunidades en los problemas cotidianos de las personas, de las que puede tomar conocimiento a través de estudios de mercado, o de un simple Tweet.

Fue a través de un mensaje por Twitter que Tesla conoció, e hizo foco, en un problema puntual de quienes tienen mascotas: dejar un perro dentro del automóvil estacionado puede llegar a ser fatal para el animal. Según un informe de Pablo García para Soy Motor, la solución propuesta es simple:

Su funcionamiento es sencillo. El conductor puede establecer una temperatura constante para el interior del vehículo durante el tiempo que estime necesario permanecer fuera del coche. Hecho esto, en la pantalla central aparece un mensaje pensado para tranquilizar a los viandantes que puedan pensar que el animal está olvidado, ‘mi dueño volverá pronto’’. Si se da el caso de que la estancia se alarga más de lo debido, o el coche comienza a quedarse sin batería, el conductor recibirá un mensaje en su teléfono móvil a modo de aviso para que regrese al coche cuanto antes.

Esta función no viene sola, sino que va acompañada también de otra denominada ‘Sentry Mode’ – o ‘Modo Centinela’ en castellano– el cual hace uso de las cámaras repartidas por el exterior para registrar lo que ocurre en las cercanías del coche cuando está aparcado. Cuando el vehículo detecta a través de los sensores la presencia de un objeto cercano, automáticamente despliega un mensaje en la pantalla central con un aviso que señala que está siendo grabado. Si la amenaza se incrementa y se fuerza la puerta o se rompe una ventana, los altavoces del coche se encenderán a todo volumen y el propietario recibirá un aviso de emergencia en su teléfono móvil. Las grabaciones se guardan en una memoria USB y, mediante el móvil, se podrá acceder al vídeo registrado con los 10 minutos anteriores al delito”.

Como siempre habrá críticas a favor y en contra, y quienes verán en esta aplicación una frivolidad que tiene algo de crueldad con la mascota abandonada en el auto. ¿Estarán contentos los protectores de animales, o más importante de ello, estarán agradecidas las mascotas? El tema trasciende este artículo. Lo que no puede ignorarse es que el Modo Perro es una noticia viral y una de las pocas positivas sobre Tesla que se globalizó en los últimos tiempos. Su principal mérito en este caso: estar atentos a las necesidades de sus clientes.

Fuentes:

Anuncios