Cardenal Daniel Sturla: “Que sepamos descubrir ese don de la creación de Dios que es la complementariedad de los sexos”

El Cardenal Daniel Sturla comenzó su audición semanal del 8 de marzo, celebrando la lucha de tantas mujeres a favor de sus derechos, realizada sobre todo desde el siglo XX y siglo XXI. El derecho a la educación superior, a la participación en la vida pública, al sufragio, a los derechos laborales, a la atención de la situación propia de la mujer madre. Todo eso nos habla de una constancia para lograr aquellos derechos que equiparen en dignidad al hombre y a la mujer. Todo esto para los que tenemos fe, brota también de la creación: cuando Dios creó al hombre, varón y mujer, los creó a su imagen y semejanza; los creó y les dio la libertad, la dignidad que le es propia. Dignidad que luego en el Evangelio Jesucristo reconoce de un modo particular en su delicadeza en el trato con las mujeres.  

Continuó diciendo: …y para la Iglesia esto hoy nos habla de un modo especial. En ese reciente encuentro sobre ese tema tan doloroso que es el de los abusos de menores allá en el Vaticano, en el encuentro de Obispos presidentes de las Conferencias Episcopales, hablaron una periodista mejicana, y una mujer italiana, que dieron discursos muy valientes y concretos, dando indicaciones a los Obispos, denunciando el horror de lo que se había vivido, y dando consejos muy sabios. Y el Papa, después de una de estas intervenciones habló de un modo que sitúa también la perspectiva de la Iglesia Mujer, la Iglesia que habla de sus heridas.  Siguiendo la misma línea de argumentación, luego de citar palabras del Papa Francisco, recordó el impacto que le produjo de joven un audiovisual en que la misma Iglesia, con voz de mujer, narraba su Historia incluyendo los heroísmos y la santidad, pero también los pecados que sus hijos le han infligido.

Más adelante se refirió a la femineidad de la Iglesia, expresada de tantísimas mujeres, pero de un modo especial a partir de aquella que es figura e imagen de la Iglesia, la Santísima Virgen María Madre de Dios: la persona humana de mayor dignidad, aquella que está junto a Dios en cuerpo y alma. Recordó también a tantas mujeres que desde distintas edades y posiciones vivieron y llegaron a la santidad, y son reconocidas como santas por la Iglesia, repasando los nombres y posiciones sociales de algunas de ellas.

Al finalizar expresó su deseo de que en este día de la mujer podamos sentir que esta Iglesia, que es mujer y madre, cuida de sus hijos. Ojalá que esta celebración de este día aquí entre nosotros sea en la paz y en la armonía. Que sepamos descubrir ese don de la creación de Dios que es la complementariedad de los sexos, que son un reflejo del amor y la belleza de un Dios que es comunión de personas diversas unidas en la intimidad del amor divino.

Palabras del Cardenal Daniel Sturla el 8 de marzo de 2019
Anuncios