Uruguay fuera de las listas grises del Lavado de Activos

Según informaron las autoridades uruguayas el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT), aprobó el Informe de Evaluación Mutua del sistema nacional de combate al lavado de activos y financiamiento del terrorismo uruguayo, bajo los estándares de las 40 Recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

De esta forma Uruguay logró contar con el estándar necesario para que sus transacciones, empresas y personas merezcan un tratamiento no intensificado en lo que refiere a debida diligencia en cuanto prevención de lavado de activos.

De no haber podido demostrar este nivel en su ambiente de prevención, las transacciones, empresas y personas relacionadas con el país habrían requerido costos, demoras y requisitos adicionales para la mitigación del riesgo asociado a la sola condición de la jurisdicción involucrada.

El sistema funciona de esta manera: 

Toda transacción que pase por un sujeto obligado por la ley de prevención de lavado de activos (Ej. transferencia bancaria o inmobiliaria, donación a una ONG, transferencia de un jugador de fútbol), que sea relacionada con un país que integra las listas de no cooperadores del GAFI, deberá ser identificada. A partir de ahí, si la transacción refiere a países integrantes de las listas negras (actualmente Irán y Corea del Norte), muchas instituciones suelen desestimar el negocio por considerarlo muy costoso o riesgoso.

Si se tratara de negocios relacionados con las listas grises (actualmente Bahamas, Botswana, Camboya, Etiopía, Ghana, Pakistán, Panamá, Sri Lanka, Siria, Trinidad y Tobago, Túnez y Yemen) seguramente habrá más instituciones dispuestas a continuar con el negocio que en el caso anterior, pero siempre realizarán controles especiales razonabilidad, origen y destino de los fondos. Estos controles deben ser aplicados y documentados por el sujeto obligado actuante (banco, escribano, clubes de fútbol, iglesias, Etc.) como parte de la debida diligencia especial requerida por la normativa nacional e internacional. Es importante tener en cuenta que estos controles realizados por los sujetos obligados son luego auditados por las autoridades antilavado, las que pueden aplicar fuertes multas en caso de incumplimiento.

Por tal motivo se destaca la importancia de que las empresas y personas que realizan transacciones internacionales conozcan la existencia de estas listas y controles para evitar sorpresas insalvables en el momento de cobrar o pagar.

En Uruguay los sujetos obligados están identificados por la Ley 19.574 y comprenden actores financieros y no financieros. Entre los no financieros se encuentran entre otros: inmobiliarias, notarios, rematadores, contadores y abogados en determinadas condiciones, clubes deportivos y las asociaciones civiles sin fines de lucro.

Lo que se conoce del Informe de Evaluación Mutua de Uruguay:

Según trascendió, en el texto aprobado por GAFILAT se reconocen muchos logros y avances en materia de cumplimiento de los estándares de LA/FT, que afortunadamente dejan al país fuera de las listas de países no cooperadores, principal objetivo de las autoridades y empresas uruguayas respecto de esta instancia.

La página web de la Secretaría Nacional Antilavado adelanta que en el informe se plantean observaciones sobre el nivel de efectividad obtenido en algunas áreas del sistema nacional de combate al LA/FT, lo que plantea nuevos desafíos para el futuro próximo, que requerirán de la asignación de recursos y de un trabajo coordinado del sector público y el privado para superarlas.

En entrevista realizada para el diario El País de Uruguay, el titular de la Senaclaft, Daniel Espinosa señaló que “la primera conclusión es que los resultados de la evaluación nos permiten quedar fuera de las listas de países no cooperadores” en el combate al lavado de activos y financiamiento al terrorismo, comúnmente llamadas “lista negra” y “lista gris” (…) Como parte de la cuarta ronda de inspección entre pares, los técnicos del Gafilat estuvieron en Uruguay entre el 5 y el 17 de mayo. Tuvieron 42 reuniones y mantuvieron contactos con 110 personas del sector público y otras 70 del ámbito privado, estas últimas todas de sectores que están obligados a reportar operaciones sospechosas de lavado (como bancos, corredores de bolsa, inmobiliarias, grupos de profesionales como abogados y escribanos, y usuarios de zonas francas, entre otros). Luego produjeron un primer borrador, el gobierno uruguayo hizo sus descargos y ahora se emitió el informe final.

Este informe a nivel general es “una evaluación aceptable” en cuanto a que “el país ha avanzado en todos los planos, pero en materia de efectividad nos marca algunas áreas de atención en las que tenemos que mejorar. La evaluación tiene un seguimiento anual con Gafilat porque el país va haciendo reportes para mostrar los avances”, aseguró Espinosa a El País.

Ahora el informe será sometido a una revisión de calidad y consistencia que realizará el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que marca el estándar en la materia, y se publicará en febrero de 2020.

Para Espinosa “tenemos cumplimientos técnicos excelentes. Esto es tener las normas y reglamentos adecuados a las 40 recomendaciones” del GAFI que “guían los estándares internacionales”.

“En cumplimiento técnico tenemos probablemente las mejores calificaciones de todo Gafilat”, aseguró el jerarca.

Tras la visita de los técnicos de Gafilat, el secretario antilavado comentó sus expectativas a la espera de la evaluación final. Foto: Francisco Flores

La “otra parte de la evaluación, que es la efectividad (en el cumplimiento de esa normativa) tenemos observaciones, tenemos en general todo con una calificación de moderado”, explicó Espinosa. Ahí “tenemos aspectos para mejorar en varios puntos”, agregó.

(…) Ahora, ¿en qué aspectos el Gafilat hizo observaciones? “Por ejemplo, hay observaciones en cuanto a los recursos que tiene la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central”, que es la que se encarga de evaluar los reportes de operaciones sospechosas de lavado y de hacer “inteligencia” financiera, afirmó el titular de la Senaclaft.

“Se considera que es muy bueno el trabajo, pero para hacer más análisis e inteligencia” se requieren más recursos, añadió.

Otro aspecto a mejorar es la “cantidad de casos judiciales de lavado y decomisos, estamos en un nivel moderado”, indicó Espinosa. En 2018 hubo 782 reportes y ocho investigaciones de oficio de la UIAF. Pero solamente hubo nueve casos puestos en conocimiento de la Justicia.

El otro punto con observaciones es “el financiamiento al terrorismo” ya que “la ley (para su combate) fue aprobada prácticamente en la semana que estuvieron los evaluadores” y “ahí no se pudo probar la efectividad de una norma que estaba recién aprobada”, expresó Espinosa. “La observación es en cuanto a desarrollar lo que se aprobó en la ley”, agregó.

El titular de la Senaclaft dijo que en cuanto a los sujetos obligados a reportar “el informe reconoce que en el sector financiero está mucho más asentado” el combate porque “hace más años que están trabajando, conocen mucho mejor el riesgo, sus obligaciones” mientras que “en el sector no financiero observan que hay disparidad en los distintos tipos de sujetos obligados”.

“Por ejemplo, los escribanos que están hace más tiempo (como sujetos obligados) tienen un nivel superior de cumplimiento que otros como las instituciones sin fines de lucro (clubes deportivos, iglesias, ONG, etc.) que están en una etapa inicial”, explicó. “Ahí también hay recomendaciones de que hay que mejorar el cumplimiento y el conocimiento del riesgo y de las obligaciones de estos sujetos no financieros”, agregó.

“A pesar que hubo en los últimos años hubo un aumento en los reportes de operaciones sospechosas, igual el sector no financiero tiene determinados sujetos obligados que no han reportado lo suficiente” y “el informe recomienda trabajar con esos sectores para que incrementen los reportes”, concluyó Espinosa.

Siguiendo el proceso previsto, el texto completo del Informe de Evaluación Mutua de Uruguay será publicado en Febrero 2020 luego de una revisión de calidad y consistencia que realizará el GAFI.

Actualmente integran la “lista negra” Irán y Corea del Norte y la “lista gris” Bahamas, Botswana, Camboya, Etiopía, Ghana, Pakistán, Panamá, Sri Lanka, Siria, Trinidad y Tobago, Túnez y Yemen.

Fuentes:

https://www.gub.uy/secretaria-nacional-lucha-contra-lavado-activos-financiamiento-terrorismo/comunicacion/noticias/gafilat-aprueba-informe-evaluacion-mutua-uruguay

https://negocios.elpais.com.uy/noticias/uruguay-tuvo-evaluacion-aceptable-nivel-internacional-combate-lavado.html

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay