Corrupción privada: el ex jefe de Renault-Nissan se fuga de Japón

La alianza Nissan – Renault  fue un ejemplo de éxito que estudiado en las escuelas de negocios de todo el mundo. Desde su formación en 1999, esta alianza ha pugnado por ser el primer grupo global del automóvil. En 2018 logró ventas conjuntas de 10,8 millones de vehículos. Se ha hecho fuerte en el rentable mercado de los todocaminos, y han mostrado éxito en el desarrollo del vehículo eléctrico. A pesar de las dificultades, las culturas japonesa y francesa eran vistas como un ejemplo al mundo de la gestión de una plataforma conjunta que les permite ahorrar costes y desarrollar programas conjuntos.

En agosto 2018 era posible encontrar notas en medios especializados con títulos del tipo: Con récord de ventas, la Alianza Nissan-Renault-Mitsubishi se afianza al liderato mundial

Esta experiencia empresarial nació hace 20 años. Estando Nissan cerca de la quiebra, el fabricante francés adquirió el 43,4% de las acciones de la japonesa. Más adelante Nissan se hizo con el 15% de Renault. Posteriormente la alianza la conformó un tercer fabricante, Mitsubishi. Antes de todos estos escándalos, se informaba que la alianza era conformada por tres fabricantes independientes el nexo común de su CEO, el entonces célebre Carlos Ghosn.

Pero ese nexo quedó interrumpido en noviembre del año pasado, cuando el mariscal de los negocios Ghosn fue arrestado en Tokio junto a su mano derecha, Mike Manley, que acabó en libertad. Ghosn también está en libertad condicional, peleando ahora en tres frentes judiciales: en Japón, en Francia y en Holanda.

Pero Renault-Nissan hoy es noticia por otras causas, Carlos Ghosn, el ex jefe de Renault-Nissan, que fue arrestado en Tokio en noviembre de 2018 por cargos de «corrupción» y «apropiación indebida de bienes públicos». Después de 130 días en prisión fue liberado bajo fianza a finales de abril, bajo estrictas condiciones y se le prohibió salir del país a la espera del juicio.

Se encontraba en libertad condicional a la espera de juicio previsto para el próximo abril y tenía prohibido salir de Japón.

Desde el lunes 30 de diciembre de 2019, el ex alto ejecutivo es fugitivo de la justicia japonesa. Según se conoce, se encuentra desde el lunes en el Líbano tras escaparse de Japón de forma clandestina. Lo hizo en una avión privado tras hacer escala en Turquía. Líbano no tiene tratado de extradición con Japón.

Según informa el Mundo de España:

Se desconoce cómo huyó de Japón sin ser detectado y quién le ayudó. La cadena nipona de televisión NHK informó que Ghosn tenía dos pasaportes franceses y que podría haber utilizado uno de ellos para entrar legalmente al Líbano. Los medios franceses especulan que el ex alto ejecutivo podría haber recurrido a una empresa de seguridad privada para exfiltrarse de Japón.

Interpol ha pedido a las autoridades libanesas el arresto preventivo de Ghosn a la espera de su extradición, entrega u otra acción judicial. «No es un mandato de arresto internacional», explicó la Interpol. La organización policial internacional no es competente para exigir al Líbano que lo arreste.

(…) El fugado podría pasar una buena temporada en el Líbano. Pero si regresa a Francia tiene garantizado que no será extraditado a Japón, a pesar de las causas abiertas. «Francia no extradita nunca a sus nacionales (…), pero eso no nos impide pensar que el señor Ghosn no debería eludir la justicia japonesa; simplemente son los mismos derechos para todo el mundo, la nacionalidad francesa es protectora de sus ciudadanos», explicó la secretaria de estado francesa de Economía, Agnès Parnier-Runacher, quien recordó que «nadie está por encima de la ley».

Por su parte, la agencia AFP informa que:

La compañía aérea turca MNG Jet denunció el viernes la utilización “ilegal” de dos de sus aparatos para la huida del otrora poderoso jefe de Nissan-Renault.

“MNG Jet presentó una demanda por el uso ilegal de sus servicios de aviación privada en relación a la huida de Carlos Ghosn”, declaró la compañía en un comunicado, agregando que uno de sus empleados, detenido por la policía turca, “había falsificado documentos”.

La fiscalía general libanesa recibió el jueves una “notificación roja” de Interpol. Estos avisos de búsqueda internacionales se lanzan a petición de los países miembros. No hay acuerdo de extradición entre Líbano y Japón.

(…)- Segundo pasaporte francés –

Se sospecha que Ghosn pudo salir de Japón con una identidad falsa o evitando los controles.

Sus tres pasaportes -francés, libanés y brasileño- los tenían bajo llave en una caja fuerte sus abogados japoneses, para limitar los riesgos de fuga.

Sin embargo, Ghosn tenía un segundo pasaporte francés, en un estuche lacrado y cuyo código de apertura solo conocían sus abogados japoneses, precisó el jueves a la AFP una fuente cercana al caso.

La justicia japonesa le había autorizado a tener este documento para servirle de visado de corta estancia en el archipiélago. Por lo que debía tenerlo siempre disponible para sus desplazamientos en el país, según la misma fuente.

Si este segundo pasaporte francés no le sirvió para salir del territorio japonés, pudo servirle teóricamente para su escala en Turquía.

Las autoridades libanesas indicaron que Ghosn entró legalmente en el país con su tarjeta de identidad libanesa y un pasaporte francés.

Carlos Ghosn anunció que hablará a la prensa la semana próxima en Beirut.

AFT nos ofrece un resumen de las grandes etapas del caso Carlos Ghosn, exjefe Renault-Nissan-Mitsubishi:

Detención: el 19 de noviembre de 2018, Carlos Ghosn fue arrestado a su llegada a Tokio, en compañía de su mano derecha Greg Kelly. El dirigente franco-libanés-brasileño, actualmente de 65 años, está acusado de no haber declarado gran parte de sus ingresos a las autoridades bursátiles entre 2010 y 2015.

Cesado por Nissan y Mitsubishi: el 20 de noviembre de 2018, la dirección ejecutiva de Renault queda provisionalmente en manos del número dos, Thierry Bolloré. Dos días después Nissan cesa a Carlos Ghosn como presidente de la junta.

La alianza Nissan – Renault – Mitsubishi recibe apoyo oficial: el gobierno francés y el japonés reafirman su apoyo a la alianza.

Siguen las acusaciones: el 10 de diciembre de 2018, Ghosn y Kelly son acusados de ocultamiento de ingresos en 2010-2015.

Presunción de inocencia: el 13 de diciembre de 2018 Renault confirma a Carlos Ghosn como presidente director ejecutivo, en nombre de la presunción de inocencia.

Nueva orden de detención: el 21 de diciembre de 2018 surgen nuevos cargos: se sospecha que Carlos Ghosn intentó que Nissan cubriera las pérdidas en inversiones personales en 2008.

Libertad bajo fianza: Greg Kelly es puesto en libertad bajo fianza el 25 de diciembre de 2018.

Dimisión de Renault: el 11 de enero de 2019, Ghosn es acusado de abuso de confianza y de haber infravalorado sus ingresos en los informes bursátiles de Nissan entre 2015 y 2018. El 22 se desestima la solicitud de libertad bajo fianza de Ghosn. Al día siguiente, el exmagnate renuncia a la presidencia de Renault. Le sustituye un tándem formado por Jean-Dominique Senard, como presidente, y Thierry Bolloré, como director general.

Beneficio personal” en Versalles: en febrero 2019, Renault informa a la justicia de que su antiguo jefe recibió en “beneficio personal” (la organización de su boda en octubre de 2016) 50.000 euros (56.000 dólares) en especie en el marco de un contrato de mecenazgo con el Palacio de Versalles.

Liberación bajo fianza: el 5 de marzo de 2019, un juez acepta su liberación bajo fianza de 1.000 millones de yenes (8 millones de euros, 9 millones de dólares), con la prohibición de salir de Japón.

Nuevas acusaciones: a finales de marzo de 2019, Renault informa a la justicia de varios millones de euros en pagos sospechosos, a través de la compañía que distribuía los vehículos del grupo en Omán. El 4 de abril, Ghosn es arrestado de nuevo, bajo la acusación de haber usado 5 millones de dólares en beneficio personal. El 22 de abril es acusado nuevamente, esta vez de abuso de confianza agravado.

Libertad bajo fianza: el 25 de abril es puesto en libertad bajo fianza, pero bajo condiciones estrictas, incluida la prohibición de salir de Japón.

Más gastos sospechosos: el 4 de junio, los resultados de una auditoría interna realizada por Renault y Nissan en su filial holandesa RNBV revelan 11 millones de euros (12 millones de dólares) de gastos sospechosos efectuados por Carlos Ghosn. Renault prevé emprender acciones legales en Holanda.

Su sucesor, salpicado: el 9 de septiembre de 2019, el sucesor de Carlos Ghosn al frente de Nissan, Hiroto Saikawa, anuncia que deja el grupo. Días antes reconoce haberse embolsado una prima extra durante el mandato de Ghosn.

Multa estadounidense: el 21 de septiembre de 2019 el tribunal de Tokio fija la fecha del comienzo del juicio de Ghosn: abril de 2020.

El gendarme de la bolsa estadounidense, la SEC, concluye el 23 de septiembre un acuerdo con el ex presidente ejecutivo sobre la no declaración de ingresos diferidos en los documentos bursátiles. Ghosn debe pagar una multa de 1 millón de dólares.

La alianza sigue en problemas: el 11 de octubre de 2019, Renault despide a su director general Thierry Bolloré, para zanjar la era Ghosn.

Siguen las investigaciones: El 23 de octubre la oficina y el domicilio de la alcaldesa del distrito 7 de París, Rachida Dati, son registrados como parte de una investigación sobre sus contratos de consultoría ante una filial de Renault-Nissan.

El 24 de octubre, los abogados de Carlos Ghosn revelan su línea de defensa durante una vista preliminar en Tokio, negando todos los cargos y reclamando la anulación del procesamiento por considerarlo ilegal.

Huida a Líbano: El 30 de diciembre de 2019, los medios de comunicación libaneses aseguran que Carlos Ghosn se fue de Japón y se encuentra en Líbano, una información confirmada a la AFP por una fuente oficial local.

Filtraciones a la prensa: “Carlos Ghosn no intenta rehuir sus responsabilidades pero huye de la injusticia del sistema japonés”, explicó a AFP una fuente cercana al caso.

Posible Película

Según información publicada por The New York Times, Ghosn conversó en el mes de diciembre con John Lesher, uno de los responsables del oscarizado film Birdman (2014) de Alejandro González Iñárritu, para llevar a la gran pantalla lo que considera un trato injusto por parte del sistema judicial japonés.

Fuentes que permanecieron en el anonimato apuntaron que la cinta giraría también en torno a sus esfuerzos por demostrar su inocencia, aunque las conversaciones eran preliminares y no se detallaron los pormenores del proyecto, que no llegó a zanjarse.

Sin dudas Nissan – Renault debe seguir siendo estudiado en las grandes escuelas de negocios para obtener ejemplos de la necesidad de priorizar la virtud en las relaciones de negocios.

Mag. Pablo Torres

Fuentes:

https://www.afp.com/es/noticias/3964/carlos-ghosn-salio-solo-de-su-residencia-de-tokio-revela-la-videovigilancia-doc-1nf1hh2

https://www.elmundo.es/motor/2020/01/02/5e0e2b7ffdddfff5b48b45b3.html

https://www.estrategiaynegocios.net/empresasymanagement/1345461-330/las-grandes-etapas-del-caso-carlos-ghosn-exjefe-renault-nissan-mitsubishi

https://www.hoylosangeles.com/vidayestilo/autos/hoyla-aut-con-record-de-ventas-la-alianza-nissan-renault-mitsubishi-se-afianza-al-liderato-mundial-20180801-story.html

https://www.motor.es/noticias/peligra-la-alianza-renault-nissan-201959801.html