Una vez más en la historia: pidamos la protección de la Virgen

Hace 75 años el Papa Pío XII y los romanos imploraron la salvación de Roma durante la retirada de las tropas nazis con la Oración a la Virgen del Divino Amor. En estos tiempos, ante otra emergencia, invisible e igualmente amenazante, invitamos a unirnos al papa Francisco para pedir con las mismas palabras a la Madre Dios, protección ante la pandemia del Coronavirus.

Oración a la Virgen del Divino Amor

Oh María,

Tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y esperanza. Nosotros nos encomendamos a Ti, salud de los enfermos, que ante la Cruz fuiste asociada al dolor de Jesús manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación del Pueblo Romano, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea, pueda regresar la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos. Y ha tomado sobre sí nuestros dolores para llevarnos, a través de la Cruz, al gozo de la Resurrección.

Bajo tu protección, buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas de los que estamos en la prueba y líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!