El efecto “zoombombing” en tiempos de “nos reunimos por Zoom”

Photo by Canva Studio on Pexels.com

En forma paralela a la utilización de Zoom en reuniones comerciales y privadas, para hacer negocios, para la enseñanza y hasta para simplemente “verse las caras”, han aparecido advertencias sobre problemas de seguridad y privacidad. Entre ellas, una que ha corrido tan rápido como un virus: en una escuela de Noruega, un desconocido entró desnudo en una videollamada.

Los usuarios de Zoom se han visto sorprendidos por noticias sobre la irrupción de trolls en videoconferencias, cuestionamientos a la empresa por el manejo de la privacidad de los datos, y reportes sobre un crecimiento en el registro de dominios falsos que se valen del nombre de la herramienta para distribuir malware.

La marca que en pocos días se globalizó como sinónimo del sistema de teleconferencias en estos tiempos de aislamiento social, está siendo afectada por problemas de seguridad y privacidad que están llevando a muchos usuarios a probar alternativas como Microsoft Teams, y Webex entre otros.

Cuando muchos estaban empezado a internalizar la frase “nos reunimos por Zoom”, apareció lo que ya se conoce como efecto ‘zoombombing’. Según publicaciones técnicas, el origen del evento de riesgo es también una de las claves del éxito de la herramienta: la opción de compartir pantalla abre la posibilidad de que un tercero malintencionado tenga acceso a entrar en nuestra comunicación y emitir los vídeos dentro de una comunicación privada. Según la publicación especializada Zataka la forma de evitar este riesgo es configurar la app o la videollamada en concreto para que sólo el anfitrión pueda compartir pantalla, aunque no es algo que venga por defecto ni disponible a simple vista.

Pero Zoom parece tener otros problemas menos visibles al público en general, en los que seguramente está trabajando:

  • Zoom tendría acceso a la comunicación mediante el servidor por el que pasa la información.
  • Los usuarios de una misma organización, podrían compartir datos entre ellos en caso de no haber rellenado un formulario para que Zoom manualmente añada el dominio a la lista de dominios que no debe compartir.
  • Consumer Reports en Estados Unidos alertó sobre problemas en los estándares de privacidad del servicio que según se informa ya la empresa ha comenzado a solucionar.

Pocos días antes de que estallara la crisis del COVI-19, en una nota para Marketing Land, Dave Naffziger analizaba el contexto del Marketing Digital caracterizado por competencia feroz en la que juegan un papel determinante las estrategias defensivas para proteger a la organización de la incertidumbre inherente a la competencia en línea. En aquel artículo identificaba dentro de los factores clave que afectarán las decisiones de los líderes de negocios en 2020, las asociadas al cumplimiento en línea enfocado como en disminuir la desconfianza del consumidor.

Dar tranquilidad a los clientes como clave en la propuesta de valor:

Estas tendencias están marcando que la tranquilidad del cliente, tanto el externo como el interno, se ha vuelto un componente claves en cualquier propuesta de valor.

Por eso el camino de la integración de las estrategias de cumplimiento y de prevención del fraude, con las estrategias de marketing, es cada vez más importante. A su vez, se renueva la importancia de la orientación al mercado tanto en lo cultural como en lo comportamental por parte de las empresas.

El Marketing Digital tiene un claro desafío: quienes puedan brindar mayor tranquilidad a sus clientes, en forma compatible con sus usos y costumbres y con las menores molestias, estarán un paso adelante.

Mientras escribimos este artículo seguramente los técnicos de Zoom están trabajando para aumentar el nivel de protección ante los problemas de seguridad y privacidad que se han hecho públicos. Por lo pronto, la página de Zoom ya no deja hacer más reuniones sin que se requiera contraseña, y los usuarios en general están atentos y prevenidos a cualquier intruso.

Mag. Pablo Torres

Fuente:

https://www.welivesecurity.com/la-es/2020/03/30/zoom-problemas-seguridad-privacidad-popular-herramienta-videoconferencias/