Ventas A Futuro: servicios para un mundo post COVID-19

Todos los comercios a lo largo de sus jornadas laborales experimentan tanto momentos pico, como momentos ociosos. Ambos resultan muy costosos para las empresas, ya que los picos muchas veces resultan en la frustración y pérdida de clientes, y los ociosos, en gastos innecesarios de personal e instalaciones sin actividades que realizar.

Las Ventas A Futuro (VAF) contemplan los factores tiempo y lugar, de entrega o de uso, como un elemento inseparable de la acción de compraventa del producto o servicio. Por ejemplo, en una compra tradicional el cliente puede adquirir un corte de cabello por un mismo precio a cualquier hora del día, haya alta demanda o no. En Venta A Futuro, sin embargo, si el cliente adquiere el mismo corte de pelo, pero a una hora determinada como de baja demanda, va a poder hacerlo a un precio descontado, beneficiándose a sí mismo con el descuento y al comercio librándolo de lo que de otra forma serían horas vacías. El mismo modelo puede aplicarse a productos, variando su precio de acuerdo con la hora que se recojan, evitando aglomeraciones innecesarias en locales y permitiendo al personal funcionar de manera correcta para entregas ordenadas y veloces. Esta modalidad tarifaria es aplicable en bases tanto horarias como estacionales, tomando en cuenta las fluctuaciones en la demanda según las distintas épocas del año, mes o incluso semana.

Esta situación es conocida desde hace mucho tiempo: las grandes empresas como aerolíneas, UBER, y muchos comercios digitales aplican tarifas dinámicas a sus servicios o productos desde hace muchos años, trayendo grandes beneficios. VAF, sin embargo, pretende facilitar la aplicación de estos modelos con asesoramiento personalizado, y hacerlos llegar por fin a la escala minorista.

Como dice el titular de Prometheus Prodcutions, la empresa detrás de VAF: “Nosotros no pensamos en sobreprecios a horas pico o cosas así. Pensamos en incentivos positivos, descontando con el uso de nuestros váuchers precios en horas ociosas, y buscando gestionar la demanda por ese lado.”

Ahora, en tiempos de COVID-19, y a medida que se avance hacia una nueva normalidad, el tiempo y lugar de entrega de productos o servicios pueden resultar particularmente relevantes.  Un manejo inteligente de los váuchers puede ayudar a redistribuir la demanda, a la vez que proporcionar un flujo de efectivo en los momentos de ausencia de trabajo.

VAF ofrece a las empresas la plataforma y el asesoramiento necesarios para aplicar un modelo con una efectividad altamente comprobada, para que puedan asegurarse de optimizar a un máximo sus costos fijos.


Quienes quieran comunicarse con VAF, o recibir más información acerca del servicio, pueden hacerlo mediante el siguiente enlace: https://prometheus-productions.com/VAF/, o completando el formulario a continuación:

Comuníquese con VAF