La Misa: ¿qué sentido tiene participar en ella?

En una oportuna invitación a la esperanza plena y verdadera, el Obispo de Canelones nos ofrece una nueva Carta Pastoral en la que nos ofrece un camino para acercarse a la realidad de la Misa, como la entendió Jesús, los Apóstoles y la Iglesia hasta hoy. También de esa realidad se pasa a ver la realidad del hombre, del cristiano, de la sexualidad, de la castidad, del sufrimiento.

La nueva Carta Pastoral de Mons. Dr. Alberto Sanguinetti Montero, se denomina El Sacrificio Eucarístico de Cristo y de La Iglesia, y fue publicada en una fecha muy especial: el 12 de diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, a los 10 años de que su autor asumiera la Diócesis de Canelones.

El Sacrificio Eucarístico de Cristo y de La Iglesia es un canto a la esperanza oportuno, claro y ajustado a los tiempos que estamos viviendo, que en una parte de su introducción dice:

En las circunstancias actuales, que nos hacen sentir más fuertemente la debilidad de la existencia humana y de las construcciones sociales, vuelvo a proclamar: sólo Jesucristo es la esperanza plena y verdadera. Confiemos en Él y por Él cantemos con la Iglesia: “A ti elevo mi alma, Dios mío en ti confío, ciertamente todos los que en ti esperan no quedan defraudados” (S.24 1-2)1.

La esperanza en Cristo Jesús, verdadera esperanza de vida plena en este mundo y de vida eterna, comienza en nosotros por el don de la fe en Cristo, que ilumina toda la existencia, y se nos comunica en la Santa Iglesia por los sacramentos que nos hacen partícipes de la vida de Cristo: el bautismo en que nacemos de nuevo del agua y del Espíritu Santo y la unción con el crisma del Espíritu en la confirmación.

Y más adelante continúa:

Por eso, en esta carta, los invito a renovar y profundizar la fe en el misterio eucarístico, en la Santísima Eucaristía, en la Santa Misa, en el sacrificio de Cristo que salva el mundo. Al mismo tiempo quisiera iluminar con la Eucaristía algunas realidades de nuestra existencia. Le pido a la Virgen María que nos acompañe a acercarnos a Jesús en su mayor don a la Iglesia, el don de sí mismo dado en la noche de su entrega: los misterios de su cuerpo y de su sangre.

Compartimos la Carta Pastoral de Mons. Dr. Alberto Sanguinetti Montero, El Sacrificio Eucarístico de Cristo y de La Iglesia, en el link que figura a continuación:

https://drive.google.com/file/d/1mLCEREOA4uu_fiJEq8oK0raBc61iqnyv/view