Mujeres que se revelan contra la Ideología de Género

Photo by Jefferson Palomique on Pexels.com

Un artículo de Catholic World Report cuenta la historia de Mary Kate Fain, alguien que no se identifica en absoluto con la Iglesia Católica. Fain ha pagado un duro precio por defender los derechos de las mujeres basados en el sexo, y no está sola en su propósito.

Según la publicación cuyo link compartimos, en julio de 2019, Fain cuestionó en la plataforma social Medium a algunas de sus amigas que, sentían la necesidad de deshacerse de sus identidades como mujeres y, en cambio, identificarse como «no binarias», ni hombre ni mujer. Al poco tiempo fue despedida de su trabajo como ingeniera de software: “Supongo que uno de mis compañeros de trabajo se quejó del artículo y me despidieron. Y desde entonces, según comentó,  comenzó a vivir una gran cantidad de “cancelaciones”: “Me cancelaron de las conferencias y me cancelaron para varios grupos en los que era voluntario, etcétera…».

 A partir ese momento, Fain, se ha convertido en una de las mujeres que luchan activamente por el derecho a tener  espacios exclusivos para su sexo,  como baños, equipos deportivos o grupos de terapia. Para ello fundó la publicación en línea 4W, especializada en temas feministas radicales como el género, la violencia masculina, la positividad sexual y la representación de las mujeres en los medios. También es cofundadora de la plataforma de redes sociales feminista Spinster.xyz y voluntaria de la Campaña de Derechos Humanos de las Mujeres (WHRC por sus sigla en inglés).

La campaña Women’s Human Rights Campaign (WHRC) es llevada adelante por grupo de académicos, escritores, organizadores, activistas y profesionales de la salud, que tienen como objetivo representar la amplitud total de la experiencia humana femenina. Su trabajo se basa en la “Declaración sobre los derechos de la mujer basados ​​en el sexo”, que tienen por objetivo presionar a las naciones para que mantengan un lenguaje que proteja a las mujeres y las niñas sobre la base del sexo en lugar de «género» o «identidad de género».

El resumen de su declaración es:

  • Reafirmamos los derechos basados ​​en el sexo de mujeres y niñas.
  • Reafirmamos la maternidad como un estatus exclusivamente femenino.
  • Reafirmamos los derechos de las mujeres y las niñas a la integridad física y reproductiva y nos oponemos a su explotación a través de la subrogación y prácticas relacionadas.
  • Reafirmamos los derechos de las mujeres a la libertad de opinión y expresión, reunión pacífica y asociación y participación política.
  • Reafirmamos los derechos de las mujeres al juego limpio en los deportes.
  • Reafirmamos la necesidad de poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas y de proteger los derechos de los niños.
  • Nos oponemos a todas las formas de discriminación contra mujeres y niñas que resultan de reemplazar «sexo» por «identidad de género» en la ley, las políticas y la práctica social.

Según Catholics News Agency, si bien, hay algunos puntos en común entre los católicos y los movimientos feministas críticas de género, también hay puntos importantes de desacuerdo. Sin embargo, entre otras cosas, ambos coinciden en señalar que el movimiento transgénero es especialmente peligroso para los niños, que a menudo superan los sentimientos de disforia de género de forma natural o se les hace creer que su género difiere de su sexo biológico simplemente porque tienen preferencias atípicas de juguetes por su sexo biológico.

Parece ser este otro de los puntos donde se le están reclamando explicaciones a la ideología de género. Día a día se suman testimonios y personas dispuestas a tomar como misión, el señalar los daños sociales de la aplicación de la concepción transgénero en la vida de las personas concretas. Según cuenta un informe de CNA cuyo link compartimos:

Charlie Evans, una mujer de 28 años que vive en el Reino Unido, está en proceso de detransición luego de identificarse como trans desde su adolescencia. Después de compartir su historia, Evans fue contactada por tantos hombres y mujeres que lamentaron sus transiciones de género que se inspiró para fundar The Detransition Advocacy Network, una organización sin fines de lucro que busca apoyar a hombres y mujeres que lamentan sus transiciones de género.

Evans le dijo a The Telegraph que ella atribuye su propio deseo de hacer la transición cuando era joven al abuso que sufrió fuera de su familia, que la hizo odiar tanto su propio cuerpo que quiso cortarse partes de él. Esa experiencia parece ser común entre las personas que se comunican con su red Detransition, agregó.

«… no puedes nacer en el cuerpo equivocado; son nuestras mentes las que necesitan tratamiento, no nuestro sexo», dijo Evans.

Fuentes:

https://www.catholicnewsagency.com/news/on-transgenderism-common-ground-and-real-differences-between-catholics-and-radical-feminists-60833

https://www.womensdeclaration.com/en/about/